“Con la emergencia del 15M y la profundidad de la crisis se le ha caído la careta al sistema”

15/07/2013 at 11:08

fmEntrevista a Esther Vivas por Amigos de la Tierra La Rioja

Llevas muchos años trabajando en cuestiones sociales y ambientales, ¿Cómo surge ese interés por estos tema?
Esther Vivas: Empecé trabajando en el movimiento contra la deuda externa de los países del Sur, luego en el movimiento antiglobalización, y fue posteriormente que me impliqué en la defensa de la soberanía alimentaria y en cuestiones ecológicas. Por lo tanto, yo llegué a la ecología y a la agroecología a partir de analizar el impacto de las políticas más globales.

En el momento actual la crisis está dilapidando muchas conquistas sociales que consiguieron anteriores generaciones, ¿crees que el proceso es reversible?
EV: Creo que la situación actual no es fácil. Vemos como la indignación, el malestar y la desobediencia van a más, pero a la vez se multiplican las políticas de ajuste y de recortes. Hay una creciente toma de conciencia de que este sistema no funciona, que nos están recortando y acabando con derechos que pensábamos que estaban garantizados. Y esta toma de conciencia es el primer paso para cambiar las cosas y parar estas políticas, y, evidentemente, recuperar esos derechos que nos han estado robando. Podríamos decir que estamos perdiendo la partida por goleada, pero que aún podemos remontar.

¿Qué conquistas que se han perdido en este momento consideras más importantes?
EV: Hay un retroceso muy importante en distintos ámbitos, en derechos sociales, políticos, económicos, democráticos…. Podríamos señalar varios en el ámbito de los derechos laborales: se ha flexibilizado el empleo y se han precarizado las condiciones de trabajo, se ha facilitado el despido, se ha firmado una reforma de la negociación colectiva que prácticamente conduce a la desaparición de los sindicatos. Todo esto es un retroceso, muy, muy grave. También en lo que respecta a la privatización de la sanidad y la educación. Es el gran pastel que el capital quiere comerse en el actual contexto de crisis. Se utiliza la crisis como excusa para llevar a cabo un plan largamente planificado y acabar con el sector público. En relación a los derechos democráticos, vemos como se quiere reformar el código penal. Se llevan a cabo detenciones preventivas, se multiplican las multas a activistas sociales. Hay un retroceso gravísimo en varios ámbitos y es fundamental tomar conciencia para  revertir esta situación.

La sociedad española ha despertado de su letargo. ¿crees que tiene interés por crear otro tipo de sociedad y qué sociedad?
EV: Yo creo que con la emergencia del 15M y la profundidad de la crisis se le ha caído la careta al sistema. Hoy en día son muchos quienes consideran que esto no es una crisis sino una estafa, un robo, un expolio… Por lo tanto, sí creo que la gente ha empezado a abrir los ojos frente a la lógica que impera y que mueve a este sistema. ¿Avanzar hacia otro tipo de sociedad? Hay sectores que ya están trabajando en hacer posible otra sociedad. Encontramos múltiples iniciativas en el marco de la economía social y solidaria, los medios de comunicación alternativos, otros modelos de consumo, etc.

¿Y qué sociedad?
EV: Es necesaria una sociedad que anteponga los derechos y las necesidades de las personas a los intereses de las élites políticas y económicas. Una sociedad que plantee otras relaciones entre las personas y también con el medio ambiente. Esto implica romper con la lógica del sistema capitalista, basada en el lucro, la usura, la avaricia y  la competencia.

El sector de la distribución en nuestro país, pero también en otros países europeos, se concentra en unas pocas empresas. ¿Existe alguna alternativa a este oligopolio comercial y social?
EV: Sí. Cada vez se está trabajando más en distintos ámbitos para llevar a cabo otras prácticas en la producción, la distribución y el consumo de alimentos. Se multiplican experiencias de grupos y cooperativas de consumo, mercados campesinos, huertos urbanos… y se demuestra que hay alternativas a este modelo agroindustrial y de los supermercados. La clave es hacer llegar estas iniciativas a amplios sectores sociales. Esto pasa no solo por trabajar en estas experiencias sino por exigir cambios políticos que hagan accesible el comer bien a la mayor parte de la población.

Los agricultores se quejan que sus productos no tienen apenas valor, en cambio en las grandes superficies no son precisamente económicos. ¿Qué opinas de ello?
EV: En la comercialización de los productos agrícolas, quienes se llevan la peor parte son, precisamente, aquellos que los producen y que trabajan la tierra. El diferencial entre el precio pagado en origen y en destino es de media un 400%, según informa el sindicato agrario COAG. Este beneficio básicamente se lo lleva el intermediario y el supermercado. El actual modelo de agricultura prescinde del campesino y del saber campesino y lo condena a la desaparición. Es por lo tanto imprescindible plantearnos otro modelo de agricultura y alimentación que valore el campesinado, su trabajo, su saber y que defienda un mundo rural vivo.

Amigos de la Tierra ha realizado diferentes trabajos sobre los impactos que ocasionan el consumo de productos de fuera del país. ¿Crees que somos muy alarmistas denunciado este asunto?
EV: Nuestra alimentación se basa en “alimentos kilométricos”; alimentos que vienen de la otra punta del mundo, con el impacto ambiental que esto genera, gases de efecto invernadero, etc., cuando muchos de éstos se pueden producir a nivel local. Es necesario plantear la relocalización de la agricultura, apostar por un modelo de agricultura campesino, local, de temporada, ecológico…. y reivindicarlo tanto aquí como en los países del Sur. Porque los alimentos kilométricos no sólo existen aquí sino que en muchos países del Sur, sus mercados locales están invadidos por productos subvencionados de la agroindustria europea y norteamericana que se venden en estos países por debajo de su precio de coste haciendo la competencia desleal a los agricultores autóctonos y condenándolos a la desaparición.

También Amigos de la Tierra ha realizado un informe sobre el impacto de los supermercados e hipermercados en el medio ambiente. ¿Crees que se toman en serio el medio ambiente?
EV: Hoy vemos que el modelo del “supermercadismo” no tiene en cuenta los derechos laborales, el medio ambiente… y busca el beneficio a costa de todo y de todos. Son fundamentales, pues, estudios como los que habéis realizado en Amigos de la Tierra aquí en La Rioja, que señalan los puntos negros de la producción, la distribución y la comercialización vinculada a los supermercados, para que los consumidores tomemos conciencia de esta situación y optemos por un consumo más responsable en lo que respecta a lo social y a lo ecológico.

¿Crees que una sociedad ecologista es realmente viable?
EV: Una sociedad con una perspectiva ecologista, y yo añadiría y feminista, por lo tanto ecofeminista es imprescindible. Hoy la crisis ecológica, climática, medioambiental… es una de las crisis centrales de la crisis múltiple del capitalismo. Se trata de un elemento diferencial respecto a crisis anteriores, y que amenaza el futuro de la vida en el planeta tal y como la conocemos hoy en día. Por lo tanto, o incluimos en nuestra agenda de movilización la perspectiva ecologista o no hay futuro, ni hay alternativa posible. E incluir la perspectiva ecologista implica replantearnos la lógica de un sistema que no tiene en cuenta los límites del planeta tierra, que nos insta a consumir mucho más de lo que el planeta Tierra puede producir. Por otro lado, la crisis económica actual golpea principalmente a las mujeres, se recortan servicios públicos, inversión en trabajo de cuidados… y se nos devuelve al hogar. Hay una ofensiva contra derechos sexuales y reproductivos. La perspectiva feminista es vital para salir de la crisis.

¿Es la única solución?
EV: Sí, Podemos acabar con el capitalismo, pero si no rompemos con la lógica productivista y patriarcal ese otro mundo no será ni más sostenible ni más justo.

*Entrevista publicada en la revista de Amigos de la Tierra La Rioja, julio 2013.
**Fotografía de Roberto Martínez de FotoMovimiento.

Entry filed under: premsa. Tags: , , .

El Procés Constituent es presenta a Deltebre “Hay una crisis profunda de la democracia y el bipartidismo”


Mi último libro

Mi anterior libro

Categories

Instagram

No Instagram images were found.

Twitter

Què menjarem l’any 2025?

O negócio da comida

[3a edición ampliada] El negocio de la comida

‘El Negocio de la Comida’. Gracias!

Premio BioCultura 2015

Grups i cooperatives de consum agroecològic a Barcelona

Top ten | dones i alimentació sana

Sobirània alimentària!


%d bloggers like this: