En defensa de la democracia

21/09/2017 at 23:50

[en català]

Esther Vivas | El Periódico

La política se vuelve a teñir de blanco y negro y desprende un viejo olor a naftalina. Lo vemos desde hace días en Catalunya. El ‘imperio de la ley’ defendido a capa y espada por las fuerzas del Estado para impedir el referéndum nos está llevando a un peligroso regreso al pasado.

“Haré todo lo necesario sin renunciar a nada”. Lo dijo Mariano Rajoy, quien se juega su futuro político. Sin embargo, la cosa no es tan fácil. Toda acción implica una reacción. Su última ofensiva se le puede escapar de las manos. La entrada de la Guardia Civil en las dependencias de la Generalitat y la detención de varios altos cargos ha encendido definitivamente todas las alarmas democráticas. Nuestra sociedad, por suerte, no ha olvidado su pasado.

Palanca de cambio

Hoy no está en juego solo el futuro de Catalunya sino también el del conjunto del Estado español. Quienes se llenan la boca afirmando querer restablecer el orden democrático, en realidad se lo están cargando. La izquierda española no ha comprendido, salvo excepciones minoritarias, el papel clave del proceso independentista catalán como palanca de cambio del régimen del 78. La escalada represiva acelera las cosas. Imposible no ver ahora que lo que suceda en Catalunya determinará el futuro del sistema político surgido en la Transición. La solidaridad entre quienes reclaman las urnas aquí y los que quieren una auténtica democracia en otros lugares del Estado es imprescindible.

La disputa por ganar la fotografía hacia el 1 de octubre es uno de los trofeos más preciados, y no solo puertas adentro. Europa, diga lo que diga, está mirando, y no puede permitir según qué desmanes. La propia sociedad española está mucho menos cohesionada de lo que el PP quisiera en su rechazo al 1-O. Algunas brechas se han abierto, e irán a más si el Estado incrementa su vía autoritaria. Hay una batalla de legitimidades democráticas. La clave está en la respuesta activa y no violenta de la sociedad catalana.

Ante la ofensiva del Partido Popular, y de su muleta naranja Ciudadanos, el ‘nuevo PSOE’ de Pedro Sánchez enseña su auténtica cara yendo de la mano de los populares. ¿Y el PSC? Su futuro político está en juego. Aferrarse al discurso de la legalidad no cuela cuando el gobierno central está interviniendo la Generalitat y se detienen cargos públicos. Aparecer avalando una involución autoritaria sin precedentes puede tener un coste electoral alto.

Nueva etapa

Se ha entrado en una nueva etapa, en un momento decisivo que puede decantar la partida hacia un lado u otro. Mantener, a pesar de todos los envites, la convocatoria de referéndum para el 1 de octubre es imprescindible. Esperemos que la Generalitat tenga múltiples planes y alternativas ante la estrategia por tierra, mar y aire de boicot del Estado. Sin embargo, los derechos y las libertades se pelean en la calle. Hemos visto una primera muestra, no será la última.

Entry filed under: en premsa. Tags: .

“L’ofensiva repressiva de l’Estat se li pot escapar de les mans i girar en contra” “La mobilització al carrer és clau per l’èxit de l’1-O”


Manada feminista | El Periódico

Lo que nos tragaremos con el CETA | El Periódico

O negócio da comida

[3a edición ampliada] El negocio de la comida

Categories

Instagram

.
"L'autèntica felicitat no costa diners" en vam parlar dissabte passat a Premià de Mar en una conferència sobre consum crític organitzada pel Consell Municipal de Coopearció.
.
Mercès per l'acollida 😊! Incertidumbres electorales. Hoy, escribo en @elperiodico_cas.
.
La cuestión decisiva, y que no parece estar explícitamente en la agenda de ningún partido, es si el independentismo de izquierdas y las fuerzas de izquierdas no independentistas serán capaces de encontrar alguna vía de trabajo conjunta en torno a un horizonte constituyente y un programa antiausteridad.
.
El independentismo sin contenido social, primero la independencia y luego el resto, ha mostrado sus límites; y la política «a la espera» de los comuns, también. El reto es pensar una agenda constituyente y a la vez antiausteridad. Aquí radica la posibilidad de una hoja de ruta de cambio real, que nadie quiere asumir claramente. Y cuanto más se tarde en definir esta propuesta de futuro más difícil será llevarla a cabo.

Twitter

Premio BioCultura 2015

‘El Negocio de la Comida’. Gracias!

Grups i cooperatives de consum agroecològic a Barcelona


%d bloggers like this: