Por una compra coherente

Una reseña del libro ‘Supermercados, no gracias’

Óscar Muñoz Carrera | Diagonal

En las últimas décadas, la expansión de las grandes cadenas de distribución minorista, en forma de centros comerciales, supermercados descuento e hipermercados, han eclipsado por completo el modelo de pequeños comercios de barrio y comercio de proximidad. Hasta el punto de que éstos casi han desparecido, cambiando por completo los hábitos de consumo, de alimentos y de otros productos en general.

El modelo de la gran distribución se revela tanto a nivel organizativo como funcional como un modelo injusto e insostenible con productores, consumidores y trabajadores. Las grandes empresas del sector ejercen en la práctica el monopolio de los mercados de distribución, por lo que pueden imponer condiciones abusivas a los productores tanto en países pobres como ricos, empleando mano de obra precaria en la venta al público, recurriendo a la venta de productos ecológicos y de comercio justo como gancho para captar nuevos clientes y mejorar su deteriorada imagen, siendo Walmart el mayor representante del comercio minorista a nivel mundial.

Se hace necesario, como estrategia de resistencia, la búsqueda y práctica de otras alternativas de consumo, presentadas en este libro Supermercados, no gracias, que defiendan la soberanía alimentaria y una relación más equitativa entre el productor y el consumidor.

Reseña publicada en Diagonal, nº71.

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
LinkedIn
Telegram
Cart Overview