Reflexiones feministas sobre la experiencia de la maternidad

Muy Waso

«Hemos acabado con la maternidad como destino. Ahora toca que podamos decidir sobre cómo queremos vivir esa experiencia»

Así lo afirma la autora de Mamá desobediente, la periodista catalana Esther Vivas, en el más reciente título de la editorial El Cuervo.

Una de las mayores satisfacciones de publicar Mamá desobediente, para Esther Vivas, ha sido el feedback que ha recibido de tantísimas mujeres que han conectado de un modo u otro con la obra, que se han sentido acompañadas, que han puesto palabras a sus sentimientos, que han encontrado información, que se han reconocido en las experiencias que recoge el libro, que se han conmovido, que han hallado un camino para empezar a curar sus heridas, que se han indignado, que saben que no están solas y que no son las únicas.

Los derechos de las madres y los bebés son a menudo pisoteados. Así se analiza en el libro, poniendo énfasis en un tipo de violencia profundamente normalizada, la violencia obstétrica, una expresión más de la violencia de género. En Bolivia, esta es también una realidad. Un 63% de las mujeres que dan a luz en hospitales y clínicas en Bolivia afirman haber sufrido distintas formas de maltrato, como prohibirles estar acompañadas, no informarlas adecuadamente, recibir críticas, burlas y comentarios desagradables o no permitirles moverse libremente durante el trabajo de parto.

Seguir leyendo la nota, aquí.

Facebook
Twitter
Instagram
Whatsapp
LinkedIn
Telegram
Cart Overview